viernes, 10 de julio de 2009

Moralidad


Hace dos días, tuve una conversación con un Pater sobre moralidad. El decía, que principios como el derecho a la vida y contra la esclavitud siempre habían sido defendidos desde la cristiandad.
Yo, me quede mirándole extrañado.
El, continuo con una larga verborrea de palabras inteligibles que mí limitado intelecto era incapaz de digerir. Se le notaba ese brillo en los ojos del que se sabe vencedor. Valla, pues no lo entiendo. Dije en voz susurrante. El con un tono paternalista me quiso instruir. ¿Que es lo que no entiendes? dijo. Mientras yo extrañado me rascaba la cabeza, dije.
Vera Pater, yo hace algún tiempo conocí a un papa, su nombre era Dionisio. Fue papa entre el 257-268 d.C. además de un gran amigo mío. El, siempre se jactaba de poseer gladiadores propios y, no perderse ningún juego en el coliseo. También, veo muy curioso que los combates de gladiadores fueran prohibidos por los invasores bárbaros ya que ellos no aceptaban la esclavitud.
Bueno, el resto de la conversación creo que no debe ser reproducida en estas líneas, para salvaguardar las buenas costumbres y modales de jóvenes lectores. Con esto, se despide un humilde y maligno servidor.


El abogado adramelek.


Allá, en el espacio donde nadie quiere ir, en el lugar donde la pútrida fetidez se extiende y las alimañas moran. Allí, podrás crear tu reino de libertad.

Palabras pronunciadas en el principio de los tiempos, dirigidas de Dios a Adramelek.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin moralidad, ¿dónde va el ser humano? Saludo!

Patricia Picón dijo...

Hola Adramelek, yo prefiero la muralidad a la moralidad, ya sabes... por cierto, ¿a qué dirección puedo hacerte llegar esas imágenes acerca de las cuales vas a escribir?

adramelek dijo...

Mandamelas a mi mail.
Adramelek1975@hotmail.com
Como la pagina pero con hotmail.
Un saludo.